HISTORIAS PREMA/ IAN GARCÍA

Actualizado: ago 3

LA LUZ DE LA ENSEÑANZA

POR ALLARI PRIETO



Contar hoy la historia de Ian García, es para mí muy significativo, pues es uno de los seres que más me han inspirado y acompañado en mi crecimiento espiritual y personal en los últimos años, tengo la fortuna de que sea mi maestro de Yoga desde hace ya varios años, que me haya acompañado en muchos procesos de formación y tengo la fortuna también, de que seamos muy buenos amigos. Es una alegría inmensa para este espacio editorial poder contar su historia pues es un hombre que como ser humano y maestro tiene mucho que aportar a través de la enseñanza.


Ian García nació un 18 de febrero de 1988 en la Ciudad de México, vivió una niñez y una adolescencia en la que como él mismo lo cuenta: “Todo se me facilitaba. Aprendía muy rápido, hacía las cosas muy rápido, a tal grado de que no me gustaba que mi mamá me repitiera dos veces algo que debía hacer, lo aprendía a la primera, y justo esa enseñanza se me quedó tan vivida en mi corazón, que hoy no dejo que algo que no me gusta se vuelva a repetir”.

Aunque no se considera estudioso, nunca tuvo problemas con la formación académica, sin embargo, le parecía aburrido pues, a veces le daba la impresión de saber aquello que estaba aprendiendo y si no se lo sabía encontraba la manera de ingeniárselas para que pareciera que se lo sabía a la perfección. “Creo que es mi habilidad para demostrar confianza cuando por dentro muero de nervios”.


Gracias a la habilidad que tuvo desde pequeño para hacer las labores y tareas de manera rápida, gozaba de mucho tiempo libre, y fue gracias a ese tiempo libre que descubrió que al mirar el cielo se sentía acompañado, le encantaba, al igual que ahora mirar el cielo: “El amanecer, el atardecer, la noche en cualquier horario es mi lugar y espacio favorito.” Y fue desde ese momento que surgió en él la inquietud de que existía algo mucho más allá de lo visible, algo que sus ojos no alcanzaban a percibir, pero sí su corazón y muchos años pensó que esa inquietud existía sólo en su cabeza.


“Desde que tengo uso de razón siempre me ha gustado enseñar, ser maestro o instrutir, compartir… Mis juegos en la niñez(incluso en las vacaciones) era ser el maestro o el Director de la escuela. Los regalos de Navidad y reyes que siempre pedía eran pizarrones, libretas y libros. Mi primera computadora fue más para eso que para hacer tarea. Hoy en día disfruto de lo mismo, planear, organizar la manera en qué daré una clase, todo lo que me identifique con la enseñanza”. Esta cualidad de Ian para aprender fácil y rápido fue algo que se refejó al entrar en la Universidad y en su primer año como pasante en la Licenciatura en Derecho a los diesinueve años. “Aprendí tan pronto que en menos de seis meses me nombraron jefe de pasantes y todos los pasantes que ingresaban al despacho estaban a mi cargo, era mi obligación enseñarles todo el movimiento y procedmientos tanto en el despacho como en los juzgados.


Ian se formó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México, fue abogado postulante durante 10 años de su vida. Desde los 19 años, trabajó en la Iniciativa Privada, en el Gobierno Federal, y posteriormente decidió poner su propio despacho, en el que trabajó de manera independiente por seis años, hasta que se dio cuenta que esa actividad y estilo de vida lo hacían sentir pleno .


Hoy en día, lleva 5 años compartiendo el yoga y la meditación, formalmente como maestro, sin embargo, desde antes de que estudiará y se certificará, ya compartía estas enseñanzas con mis amigos cercanos.


En menos de 5 palabras, define quién eres:

Soy un ser libre y soñador.


El llamado espiritual ¿Cómo y cuándo ocurrió?

Mi llamado espiritual, considero que fue cuando recién tenía 23 años, y me había mudado de casa, dejé de vivir en casa de mis papás, gozaba de un trabajo con todas las libertades que a mí me gustaban, puse mi propio despacho en sociedad con una gran abogada quien me impulso y me guio mucho, mis ingresos económicos para un joven de 23 años eran suficientes para vivir solo, viajar, apoyar a mis padres, y disfrutar con mis amigos. Sin embargo, después de un tiempo, tal y como me sucedió en toda mi vida, comencé a aburrirme, algo dentro de mí me decía que eso que yo estaba viviendo no lo era todo como me lo había hecho creer la sociedad. Entonces un domingo después de regresar de una fiesta, recostado en mi cama, me hice la pregunta; ¿De verdad esto es lo que quiero vivir? ¿Es esto lo único que voy a hacer el resto de mi vida? Y revisando mi teléfono encontré un tweet que hablaba sobre el vegetarianismo, me llamó mucho la atención porque yo no conocía eso. Y así, este tema me llevo a la meditación y de ahí al yoga, y cuando menos pensé, ya era el atardecer y yo no me había despegado de la pantalla del celular leyendo impresionado por el mundo que se estaba mostrando frente a mí. Al día siguiente vi a mi Roomate, (al que le agradezco el haberme inspirado para que hoy yo comparta el yoga con una visión de crecimiento espiritual), me invitó a ir a una clase de yoga, le agradecí, argumentando que sería en otra ocasión, nunca pensé que ese momento

Un jueves mientras caminaba con mi mejor amiga de la Universidad por el parque México, encontramos un flyer en el que había una invitación para asistir a una meditación en un Centro Budista que mágicamente se encontraba a solo dos calles de donde yo vivía en la colonia Narvarte, solo recuerdo que sonrió y emocionada me dijo: "¡Por favor vamos, está a dos calles de tu casa!" Sin pensar más dije que sí y quedamos de ir al siguiente jueves.

A la semana siguiente, fui a esa clase de meditación y fue como si yo perteneciera ahí, como si la gente que asistía fueran personas que yo conocía de mucho tiempo, y lo que platicaba el maestro fuera algo que yo ya supiera y que simplemente estaba recordando, fue una sensación de sentirme en el mundo que tanto había buscado pero que no sabía como encontrarlo, fue ahí en donde me di cuenta de que esto también era parte de mí, y no solo la parte de la vida que yo conocí.

¿Por qué elegiste el camino del Yoga y la meditación?

Había cumplido ya 25 años y mis amigos siempre platicaban conmigo, les interesaba todo lo que yo había aprendido en la meditación y el yoga, y me insistían en que les enseñará lo que yo sabía y así fue como entre platicas nuestras reuniones se volvían “clases de yoga y meditación”.



La práctica espiritual en México. ¿Qué has encontrado?

Tuve la fortuna de encontrarme con dos de los mejores maestros en México, el Maestro Jivan Vinod y la maestra Gabriela Tavera, es gracias a la inspiración que ellos imprimieron en mi ser, que hoy estoy en este camino.

La práctica espiritual en México a mi parecer es escasa. Pero he conocido desde El templo de Hare Krishna, Meditación Kadampa México, Meditación Academia Prema, Inspira Yoga.

Fracasos y aprendizajes:

Infinidad de veces que he tropezado, que he recaído por así decirlo, pero gracias a ellos, me volví muy minucioso en estar observando lo que sucede dentro de mí, y ahora puedo decir, que son las menos veces que algo "se me escapa", y paso por malos momentos mentales.


¿Quién es Ian García, hoy?

Hoy soy un ser que se auto observa todo el tiempo, se auto reconoce, y se acepta cada vez más, con el fin de encontrar quién es verdaderamente, un ser que ha aprendido que el servicio es parte fundamental de su proyecto de vida, que sin la acción de dar y servir, sería solo un abogado agobiado por el ritmo tan denso que se vive hoy en día en la sociedad.



¿Qué hay detrás del maestro del Yoga y Meditación?

Un ser con una responsabilidad infinita por cada palabra que comparte, un ser disciplinado con su práctica y su estudio, un ser que se dedica al 100% a crear experiencias para que quien se acerque pueda ver un poquito más de lo que hasta hoy han conocido.

¿Cómo tu historia puede inspirar a otros?

No ser conformistas, no creer que lo que hoy está sucediendo y que no te hace sentir bien es suficiente, darse cuenta de que cada momento de la vida es una gran oportunidad para darle un verdadero sentido y que somos más de lo que creemos que somos.

¿Cómo contribuye tu trabajo diario a la formación de un mundo mejor?

Es a través del uso del cuerpo físico que logramos observarnos de una manera más fácil, que tan flexibles somos, que tan fuertes, resistentes y equilibrados podemos ser con el cuerpo y en consecuencia darnos cuenta de que eso es resultado de nuestros pensamientos y nuestras emociones.

· Misión de Vida: Compartir hasta el último de mis días conocimiento evolutivo, que permita a cada ser conocerse, reconocerse y aceptarse.

· 3 símbolos o elementos de la naturaleza importantes para ti: Sin duda alguna: el fuego, el aire y la tierra.

· 3 libros fundamentales: Conversaciones con Dios, El Yogui Inmortal de Leonard Orr, la Ciencia del Yoga.

· Película favorita: El planeta Verde.

· Mejor Banda sonora: Todas las bandas sonoras me gustan

· Músico o banda de música favorito: Soy muy fan de Kings o Leon y me gusta mucho el Chill Easy.

· Tu animal de poder: El caballo

· Hacer comunidad, sí o no y ¿por qué?

Sí, es fundamental estar con personas que tengas las mismas inquietudes que uno, que busquen el mismo fin, porque de esa manera serás más fácil mantenerse en el camino y avanzar.

· Enseñar: Mi pasión.

· La familia: Mis grandes maestros.

· La amistad: La expansión de la familia.

· El amor: El poder más grande que rebasa planos de espacio tiempo

· La pareja: Creación.

· El pasado: Lo mejor que he vivido

· El futuro: Proyectos

· La religión: Arcaica.

· Tu miedo más grande (si lo hay): Aún hay muchos.

· El mayor regalo de tu vida: La existencia

· ¿Confías en la intuición?

· ¿Cuál es tu palabra favorita? Tengo muchas.

· ¿Qué te mueve? El aprendizaje y la enseñanza.

· ¿Qué te desalienta? A veces, lo difícil que implica que los demás puedan tener una vida con paz.

· ¿Qué te entristece? La desgracia.

· Los rituales: Claves ancestrales para la ascensión.

· El mar o la montaña: La montaña.

· El ser: Yo, tú, todos.

· El servicio: Plenitud

· El tiempo: Inexistente

· La muerte: Trascendencia.

· ¿De no ser maestro de yoga que te hubiera gustado ser?

Maestro en Derecho

LO QUE SEA QUE QUIERAS AGREGAR

Si ya experimentaste algo que ha hecho que tu corazón se sienta bien, a partir de ese momento que se vuelva tu más grande responsabilidad en la vida.

179 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo