MENTE Y MANTRA - EL PODER DE LAS PALABRAS… REACCIÓN O RESPUESTA

POR FERNANDA BARROSO



En este tiempo te he invitado a reflexionar acerca de tu mente y sus procesos. Más concreto, en este periodo nos hemos enfocado en la observación del ciclo pensamiento-emoción-reacción y cómo, cada una de estas acciones influye en la otra. El círculo se perpetúa y se mantiene…para bien o para mal.


Esto es una buena noticia, pues si ponemos atención en alguna de estas acciones, podemos modificar las otras dos y perpetuar el ciclo de una manera positiva. Existe algo que es muy común escuchar: círculos viciosos. Seguramente estás familiarizado con este concepto pues es algo que podemos ver en nuestra vida diaria. Un ejemplo claro en mi, es cuando digo “¡hoy empiezo la dieta! Hoy ya voy a comer sano” y un pensamiento viene y en lo profundo, de manera imperceptible; me dice “¿cuántas veces lo has intentado y no lo logras? Además ¿para qué? Así estás bien, además, pues estás sana, ¿no?” Mientras tanto, otra voz interna tiene fe, quiere hacerlo, quiere honrar este cuerpo físico. Quiere vivir muchos años. Y lo más aterrador es que la mayoría de las veces no tenemos conciencia de estas dos fuerzas, de estas voces internas ni de este debate.

Y ahí comienza la lucha: la más fuerte, la que requiere de más valor, la requiere de mayor conciencia: la lucha con uno mismo.


La solución a esto, el antídoto perfecto: La meditación.


Quizás estés pensando “claro, para todo, la respuesta de estos del blog es meditaJaja. Y sí, desglosemos un poco porqué es la respuesta para todo. Quienes meditamos hemos experimentado el cambio que trae esta práctica a nuestras vidas, pero esto es como tener un teléfono inteligente nuevo: disfrutas sus beneficios, pero no explotas a fondo todo su potencial. Si lees el manual o ves un tutorial puedes maximizar conscientemente su función, el beneficio del aparato y sus aplicaciones. Lo mismo con la meditación: sabemos que nos calma, que nos da paz, que nos da otra perspectiva; pero si conocemos más a fondo en la práctica diaria el beneficio que nos brinda, podremos potenciarla y meditar cuando lo requiera y como lo requiera nuestro momento presente, haciendo de esta práctica parte de nuestra rutina diaria; una forma de vida. Consciencia.


Retomemos entonces el ciclo pensamiento-emoción-reacción y comencemos por cambiar la palabra reacción por la palabra respuesta. Ahora, hagámoslas verbo: acción. Una reacción es instintiva, es un acto de protección automático y como tal, muchas veces es el más rápido, pero no el adecuado o el mejor. Una respuesta en cambio nos permite detenernos, tomar un momento de reflexión y analizar, sobretodo a nosotros mismos. Analizar sí, las circunstancias, sí, el entorno, pero más importante, te invito a analizar el denominador común en todas las situaciones de tu vida: Tú.


Con esta invitación como parte de nuestros procesos te dejo hoy: Observa qué haces ante estímulos externos; observa tus pensamientos, obsérvate a ti. Y en especial, sin juicio, observa si reaccionas o respondes en tu cotidiano.


Observarnos así, sin juicio, sin expectativas; sólo observarnos, es la mejor herramienta para auto-conocernos.


Me cuentas cómo te va en los comentarios y nos leemos en la siguiente.


Namasté


48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo