top of page

1 DE ENERO NO SIGNIFICA NADA…

A menos que tú decidas que SIGNIFICA TODO.

por Jivan Vinod


El año calendario a nivel micro cósmico no significa nada, ya que el 1 de enero de cada año no ocurre algo particular en la naturaleza o en el cosmos que sea relevante, -al menos no más relevante de lo que pudiese ocurrir el 31 de diciembre o el 2 de enero-. Desde la visión del universo, sólo es un momento más. Sin embargo, piensa esto por un momento: ¿cuánta energía se moverá en este mundo si millones y millones de personas están alineadas con la idea de un nuevo comienzo, de empezar de cero, de dejar atrás el pasado y abrirse a la posibilidad de una realidad completamente nueva?


Estoy convencido de que iniciar un nuevo año pro sí mismo no significa nada, pero si nos sumamos a la energía colectiva del mundo, podemos ocupar todas esas intenciones y energía a nuestro favor para volver a iniciar, para darnos la oportunidad de dejar atrás el pasado y crear una realidad distinta.


Esta sensación de volver a comenzar es muy valiosa, ya que nos da la oportunidad de resetear nuestro cuerpo, mente, emociones y energía de lo que sea que hayamos vivido el año anterior. Este volver a iniciar es la oportunidad de replantearnos hacia dónde queremos ir, qué queremos lograr; es la oportunidad perfecta de volver a centrarnos en lo que es importante, -nuestro corazón-, para volver a poner rumbo a nuestra vida. Y si bien esto lo puedes hacer diariamente, pues despertar es en sí mismo un milagro y el regalo de un nuevo día, en realidad al inicio de año es aún más potente ya que no sólo tú estás en esta intención, sino que millones y millones de personas estarán en la misma sintonía.


Hay una metáfora que suelo ocupar con mis estudiantes: la ola y el surf y aunque no sepas surfear te aseguro te será muy clara. Imagina que estás en el mar y viene una gran ola, de hecho, mientras lees y te imaginas la ola estas teniendo algún tipo de emoción, ya sea miedo o entusiasmo, ¿de qué depende?, simple, de si sabes o no nadar, de si sabes o no surfear. Si no sabes nadar y viene la ola es muy probable que además de tu miedo, te dé un buen arrastrón y termines tragando agua, si por el contrario llevas años entrenando, nadando y surfeando, te aseguro que te emocionarías mucho pues esperabas esa gran ola para poner en práctica lo que sabes, y en una de esas, poder montarla y hasta hacerte una muy buena foto para tu Instagram. Lo que estoy diciendo con esto, es que la ola en sí misma, sólo es un cúmulo de agua moviéndose a cierta velocidad; si te derriba o no, depende de tus habilidades; si te emocionas o no, depende de tus habilidades también.


Iniciar un nuevo año, es estar frente a una gran ola; es la oportunidad de subirte a ese cúmulo de energía de iniciar, de empezar, de ir hacia tus sueños y tus metas. Si has trabajado contigo mism@, si has hecho procesos de introspección, seguramente ves esta ola, este inicio como una GRAN OPORTUNIDAD, incluso la oportunidad que tanto y tanto estabas esperando y seguramente hay una enorme sonrisa en tu rostro porque, además, todo el mundo está en esa sintonía. Pero si no has hecho nada, tal vez este enero que inicia, te aterre pues estas confundi@, tienes miedo, no sabes hacia donde ir. Si eres del primer caso, disfruta mucho este inicio y ocupa toda la fuerza del inicio de año para avanzar hacia tus sueños, sólo ten cuidado de que no se te acabe la energía en el segundo mes del año, pero mientras tanto disfruta al máximo esta oportunidad. Si por el contrario eres del segundo caso entonces ¿qué esperas para comenzar a trabajar en tu interior?, este año te está dando la oportunidad de comenzar a sanar, soltar, tener claridad, aquello que sea necesario, pues déjame recordarte que sepas nadar o no, la ola va a venir, así que lo más recomendable es hacerte un experto surfista, y si, por supuesto que lo mejor hubiese sido aprender a surfear ayer, pero si no lo hiciste, el segundo mejor momento es ahora, así que no lo dejes pasar.


Iniciar un nuevo año no significa nada, a menos que tú decidas que significa todo, que es la oportunidad de manifestar el más profundo anhelo de tu alma y crear la vida que tanto mereces.


Si acaso te preguntas, “bueno Jivan y ¿por dónde empiezo?”, la respuesta es siempre, empieza por meditar y si ya meditas, por meditar más.


Así que te deseo un 2023 lleno de amor, armonía y abundancia; un año en que llegue a ti todo lo que necesitas para manifestar todo lo que anhelas; un año de mucha sanación, crecimiento y transformación, un año en el que, por fin, regreses a tu corazón.


Gracias por iniciar un nuevo año junt@s y nos vemos en el salón de meditación.


Amor y bendiciones.

Jivan Vinod

339 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page