EL SILENCIO TU MEJOR MAESTRO

por Iride Rivera





El Silencio es la ausencia total del sonido y usualmente lo percibimos en nuestro mundo exterior. El silencio tiene varias caras y nos enseña a ser nuestro mejor maestro.


Estamos rodeados de sonidos; el canto de los pájaros, el viento, el crujir de una puerta, el balbuceo de un bebé, el roce de nuestras manos sobre la piel, incluso la respiración emite un sonido. Pareciera que encontrar un espacio de silencio total, fuera de nosotros, es poco probable.


¿Y qué hay dentro nosotros? ¿dentro de ti?


Esta pregunta, puede leerse como engañosa, porque si afuera es poco probable hallar el silencio, cómo es que adentro de nosotros pudiera ser posible.



Seguramente, tu reacción inicial es decir que NO es posible.


Y soy empática contigo, porque asociamos el silencio con estas creencias:


Casi nadie puede tolerar el silencio absoluto por mucho tiempo. La ausencia de sonidos es como una especie de ayuno, una privación incómoda que en el mundo contemporáneo tiene poco lugar. Se ha extendido incluso una práctica que consiste en mantener encendido el televisor o la radio, solo por constatar que ese rumor de fondo está ahí, velando todo posible silencio.


A veces el silencio absoluto se experimenta como una soledad monstruosa, como un abandono insoportable. Otros encuentran en el silencio únicamente una inquietud más o menos fastidiosa.


El silencio evoca la muerte.


El silencio del que se encerró dentro de sí mismo.


Los silencios impuestos: “¡te callas!”



Quiero compartirte algunas reflexiones al respecto.


· Sin sonido, no hay silencio. Aquí se muestra la ley de la dualidad. Todo este maravilloso planeta es dual, Si hay luz es porque hay sombra. Como es arriba, es abajo. El Ying y el Yang, Hombre – Mujer.

· Que no haya sonido alguno no siempre quiere decir que no haya comunicación.

· Sin silencio las canciones serían muy rápidas. NO habría espacio para deleitarnos de la intensidad de la vibración de las notas.

· Cuando cierras los ojos, ¿Qué buscas?, ¿Qué encuentras? ¿No es acaso un momento de silencio?

· Cuando deseas desconectarte del mundo exterior, buscar tu espacio para reflexionar, ¿acaso buscas tu silencio?

· Es romántico el silencio entre dos enamorados que se miran a los ojos “y no necesitan hablar para entenderse”.

· El silencio del universo con sus planetas, sus estrellas y sus cuerpos flotantes en la más absoluta ausencia de sonido.

· Cuando escribes, ¿qué inspiran tus letras? ¿Qué sensación se recrea para que emerjan esas sutiles palabras escritas? ¿Acaso no estimulaste tu silencio?

· El silencio es el canal de conexión con tu Divinidad, Dios.

· Al meditar estás en calma y quietud, logras escuchar tu silencio, la música de tu alma, los susurros de tu corazón.


Algo hay de misterioso en ese terreno del silencio que de un modo nos fascina, y de otro modo, nos aterra.


En occidente, hablar poco se puede interpretar como no tener mucho qué decir, en oriente ocurre lo opuesto.


En oriente el silencio es activo. Indica búsqueda, introspección, encuentro con la voz interior. Quien calla, tiene el poder. Quien habla queda irremediablemente encadenado a lo que dice.


El inconsciente es un discurso sin palabras.



El silencio místico invita a un recorrido por las fibras íntimas de las raíces que nos tienen plantados en la vida.


Lo esencial del silencio no es la ausencia de sonido y de palabras. “El silencio no es una ausencia; es manifestación de una presencia, la presencia más intensa que existe. (…). En esta vida lo verdaderamente importante ocurre en silencio. La sangre corre por nuestras venas sin hacer ruido, y solo en el silencio somos capaces de escuchar los latidos del corazón”. (Robert Sarah).


Pablo Neruda compuso el poema “Silencio”, del que transcribo un fragmento:


“Yo que crecí dentro de un árbol

tendría mucho que decir,

pero aprendí tanto silencio

que tengo mucho que callar

y eso se conoce creciendo

sin otro goce que crecer,

sin más pasión que la substancia,

sin más acción que la inocencia.”


Si te volviera a preguntar, ¿hay silencio dentro de ti? ¿Qué responderías esta vez?


O pregúntate,


¿Huyes del silencio para no escuchar los susurros de tu corazón?



Iride Rivera

Instagram @iride_rivera

199 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

DUELE

NADA CAMBIA