HAS LO QUE TENGAS QUE HACER

por Karla Montero




Has lo que tengas que hacer para reconectar con tu ser, con tu esencia, con esa abundancia que ya radica dentro de ti. Pero, sobre todo, has lo que tengas que hacer para ponerlo en práctica en tu vida cotidiana y así lograr manifestar la vida que sueñas.


¿Cuántas veces nos hemos enredado con nuestras propias historias, hurgando en el pasado, buscando responsables de nuestra carencia, nuestra desgracia, nuestra limitación heredada? Y en verdad es valioso entender el pasado para no repetirlo nuevamente; sin embargo, siempre la mayor sanación vendrá de nuestras nuevas decisiones conscientes y congruentes con lo que decimos anhelar.


En temas financieros, muy pocas personas han tenido ancestros millonarios, padres conscientes financieramente, formación académica en finanzas personales o una religión que promueva la riqueza. De ahí que muchas personas en la edad adulta nos enfrentemos con problemas económicos al no saber usar adecuadamente las herramientas disponibles y, sobre todo, al no saber relacionarnos con el dinero con inteligencia financiera y emocional.


He aprendido que vale más una decisión tomada, que cien supuestos de lo que “debería haber sido”. Sólo cuando decidimos actuar diferente, salir de la espiral, podemos ver cambios en nuestros resultados. Puede parecer más fascinante descubrir la historia del ancestro que fue esclavo, la tatarabuela que nunca pudo elegir por si misma, los padres que crecieron con heridas de abandono… Sin embargo, esto sólo nos lleva un paso adelante, pero aún hay un largo camino por recorrer: el camino de la consciencia. En este camino lo único que importa es elegir objetivamente con los pies en la tierra, desde donde estamos y proyectándonos hacia donde queremos llegar.


Lo único que nos separa de nuestro presente y esa vida en abundancia y riqueza que idealizamos, es la consciencia de que todo, absolutamente todo depende de nosotros y de las decisiones que tomamos. Nos guste o no, hoy estamos en el lugar que estamos, gracias a las elecciones del pasado, las cuales muchas veces se hicieron de manera autómata más basadas en emociones que en objetivos racionales.


A lo largo de mi carrera he observado a muchas personas que dicen querer vivir en libertad financiera, dicen querer dejar sus problemas económicos atrás, dicen querer al dinero. Lamentablemente sus acciones dicen lo contrario, sus acciones gritan: ¡No quiero más dinero! Desprecian al dinero hablando mal de él, deshaciéndose de él de manera inconsciente, ocupan sus tarjetas de crédito como una extensión de su sueldo y no como dinero ajeno por el que tendrán que pagar varias veces más, por mencionar algunos ejemplos.


Muchos problemas financieros se solucionarían simplemente eligiendo en congruencia acciones conscientes que por lógica nos permitan lograr los objetivos propuestos. Por ejemplo, si mi objetivo es TENER más dinero, lógicamente debo dejar de gastarlo en cosas que van más allá de mis necesidades básicas, al menos hasta que logre acumular un capital que luego pueda poner a trabajar para mi. Si lo que quiero es sentirme ABUNDANTE tener deudas y quedarme sin dinero no será el camino más adecuado. Por otro lado, si anhelo recorrer el mundo una vez que llegue mi etapa de retiro pero no estoy ahorrando hoy, lo más probable es que eso nunca ocurra.


El origen de los problemas en la gran mayoría de los casos es emocional, pues las decisiones impulsivas de gastar de más, de comprar ahora y pagar después, de hacer pagos chiquitos para pagar “poquito”, de aprovechar las irresistibles ofertas en cosas que quizá ni siquiera pensaba comprar… son decisiones que vienen de una emoción de carencia, de miedo a “perder la oportunidad”, de un vacío necesita ser llenado con materialidad, de una necesidad de reconocimiento exterior y la lista sigue y sigue.


En lo personal siempre invito a la gente a que conecte con su abundancia desde el espíritu y después a que conecte esa energía con sus actos conscientes. Es cierto que puedes meditar horas, días e incluso años, pero si no pones en práctica la consciencia financiera, nada afuera cambiará. Todo es cuestión de elección, así que te pregunto: ¿Qué vas a elegir hoy? ¿Elegirás seguir en papel de víctima buscando a tus victimarios? ¿o elegirás ser el escritor de una nueva historia en la que el dinero es tu amigo, tu aliado, tu socio, tu herramienta para materializar la vida que deseas? ¿elegirás seguir gastando en cada oportunidad? ¿o elegirás apegarte a un presupuesto diseñado especialmente para cumplir tus objetivos financieros? Las opciones son infinitas, pero nuestro tiempo en este mundo no lo es; así que si en verdad quieres vivir una vida con facilidad financiera te sugiero que pongas manos en el asunto y generes un plan congruente para construir esa vida desde el amor propio y la consciencia de que ya eres un ser infinito de abundancia y que puedes y mereces vivir como tal.


Karla Montero es comunicóloga de profesión, coach financiera y maestra de meditación. Brinda cursos, talleres y coaching personalizado acompañando a las personas a descubrir su potencial financiero y eliminar la escasez de su mente, de su corazón y de su vida con herramientas terrenales y holísticas pues está convencida de ser una Yogui Financiera en la búsqueda permanente del equilibrio y la integración del mundo espiritual con el mundo terrenal. Puedes encontrarla en Instagram, Facebook y TikTok como: @yoguifinanciera o mandarle un mensaje directo por WhatsApp al +52 5579705854

384 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo