PLENITUD



Hoy me tomo unos minutos para escribirte sobre un tema que seguramente ya me has escuchado y que estoy convencido que necesitaremos escuchar aún más; hoy quiero compartir contigo la energía de la plenitud.


El concepto es sencillo: para mí, la plenitud es encontrar el perfecto equilibrio entre tu abundancia material y tu paz espiritual. Y cuando digo que es sencillo, me refiero a definirlo; sin embargo, al menos a mí me ha tomado 21 años de práctica espiritual entenderlo.


Empecemos por el principio: “perfecto equilibrio entre…”; es decir, ni más de uno que del otro. Esto es muy importante y déjame contarte porqué lo escribo así. A lo largo de 21 años no sabes a cuántas personas, -y cuando digo cuántas, me refiero a miles-, a cuántas personas he visto tener una vida material aparentemente estable pero un caos interior brutal; personas que dedicaron décadas enteras de su vida a construir su abundancia material pero que una enfermedad les quita todo; o personas tan enfocadas en lo externo que se quedaron solas, sin amigos, familia, pareja ni nadie que los acompañe en el camino. Y en realidad, si estas personas hubieran elegido esto sería maravilloso, pero no fue así; simplemente la vida los alcanzó y al ver su realidad se dieron cuenta lo infelices que eran.


Por el contrario, también a lo largo de estos años he visto otro grupo de personas, personas muy espirituales, con mucha práctica de yoga, meditación, terapia o alguna forma de desarrollo interior; las he visto entregadas por completo en sus prácticas pero completamente rotas y desconectadas de su mundo interior; personas en crisis económicas, de salud o en sus relaciones; personas que pensaron que con solo ir hacia adentro bastaba para estar en paz... yo fui una de esas personas y permíteme decirte que la realidad no funciona así.


Después de muchos descalabros, -en mi caso más en el mundo material-, me di cuenta de la importancia de lograr este perfecto equilibrio, pues si sólo vives para uno de esos mundos, más temprano que tarde, la vida te pasará factura y te mostrará el gran hueco que has dejado en el otro lado, en el otro gran aspecto de la vida. ¿LO PUEDES SENTIR? ¿HAS PASADO YA POR ESTE DESBALANCE?


En general, las personas descuidan completamente su mundo interior y es por eso por lo que hay tanta crisis de ansiedad, depresión o de vidas que no tienen un sentido y una dirección. Pero también es cierto que los practicantes espirituales a veces se van al otro extremo y se olvidan de que la existencia les dio un cuerpo y que hay que cuidarlo; que la energía primordial para funcionar en el mundo es el dinero y que también merece un respeto y buen manejo; también olvidamos que somos seres sociales por naturaleza y que nuestras relaciones interpersonales son una forma de crecer espiritualmente.


Así que, habiendo entendido esto, déjame preguntare para ti, ¿qué es abundancia material?; para ti, ¿qué es paz interior?


Y te lo pregunto así de claro porque el objetivo no es que experimentes lo que yo digo que es cada una de estas áreas y el punto de equilibrio entre ellas; para nada es así. Hoy te hablo de la importancia de que vivas en equilibrio entre ambas partes de la realidad, pero lo que para ti sea cada una de ellas sin duda es perfecto.


Pensar sobre qué significa cada una de estas partes en tu vida es fundamental, pues cada ser humano en este planeta es diferente y tiene una misión y destino distintos; es decir, lo que para uno es poco para otro tal vez sea mucho y esta bien. Lo que para uno es extremo, para el otro apenas es el comienzo. Y también esta bien. Pero si no te detienes a hacer este análisis por tu cuenta, lo defines, lo clarificas, nunca podrás llegar a tu destino o si es por casualidad, nunca sabrás que ya estabas ahí.


Plenitud, es vivir en perfecto equilibrio entre tu abundancia material y tu paz espiritual; es vivir en perfecto balance contigo y con la existencia y solo así, te aseguro que después de en verdad muchos descalabros y ver a muchos descalabrados, sólo así es que experimentarás plenitud y sentirás que estás en perfecta armonía no solo contigo, sino con el universo entero.


Así que, a hacer todo lo que esté en tus manos para que, en este año, vivas en total y completa plenitud, y te recomiendo, sin duda comenzar por meditar, y si ya meditas, meditar más.


Te amo


Jivan Vinod

Director de Prema

Academia del Ser

150 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo