RECOMENZAR…

POR FERNANDA BARROSO




Si estás leyendo en este momento estas líneas, tienes mucho qué agradecer… Así como yo, que con gratitud hoy puedo dirigirme a ti a través de las letras…


Así que, con mucha gratitud, con humildad y con amor, pero sobretodo, con conciencia, siéntate cómodamente, alarga tu espalda, coloca tu cabeza en una postura cómoda y… RESPIRA…

Inhala con conciencia, sintiendo cómo se expande tu pecho, cómo se llenan tus pulmones y cómo tienes esta capacidad maravillosa de llenar tu cuerpo, cada célula del mismo, de ¡aire! Prana de vida. Y exhala… tomando consciencia de cómo eres parte del intercambio de vida, del equilibrio…del balance… de la perfección… Y agradezcamos por eso.

A cada instante estamos generando nuestro presente. A cada instante, conscientes de ello o no, estamos viviendo, estamos respirando y estamos recomenzando. A cada instante perpetuamos la vida y se perpetúa la vida en nosotros. Es así, que somos observadores y a la vez parte del siempre milagro, -hoy privilegio-, de Respirar. Es así como creamos nuestro presente, nuestro regalo; el aquí y el ahora.


El inicio de año está cargado de ilusiones, de energía positiva para los comienzos y en especial de esperanza. Generalmente sentimos en nuestros corazones ese anhelo de poder cambiar lo que no nos gusta, o que se vaya de nuestra vida aquello que nos lastima o molesta. Pero sobretodo, hay cierta magia especial en los nuevos comienzos, cierta energía que nos transforma física, emocional y psicológicamente y que nos dispone a mirar todo desde una óptica más positiva sin dejar de ser realista y con cierto tinte de transformación. Así como estamos cada vez más conscientes de cómo perpetuamos la vida, seamos conscientes de esa magia en nosotros de poder decidir recomenzar, cambiar nuestra vibración, nuestro pensamiento y nuestra acción. Y todo inicia con la respiración.


¿Estás enojado sin motivo? Respira y decide recomenzar tu día; ¿te sientes demasiado triste? Abraza el sentimiento y cuando estés listo Respira y decide Recomenzar. ¿Las cosas no salen como tu quieres? Respira y decide Recomenzar.


Respira-Decide-Recomienza; Respira-Decide-Reinicia; Respira-Decide-Sonríe… Agradece


Quisiera invitarte a que recuerdes y revivas esta sensación, que vibres en esta frecuencia de los comienzos, cada día, a cada momento, y que con cada respiración seamos conscientes de la magia de Recomenzar sabiéndonos libres, sabiéndonos sanos, sabiéndonos presentes. Sabiéndonos vivos.

Y así, honrando a quienes hoy no están, a quienes hoy sonríen, a quienes hoy padecen, a quienes hoy meditan, a quienes hoy sufren, a quienes hoy se saben libres, aún en el confinamiento, a quienes hoy aún con libertad física viven presos de sí mismos, a quienes hoy están en un hospital ayudando o dejándose ayudar, honrando a tu vida, honrando a mi vida, honrando la vida de quienes amas y de aquellos que te aman: RESPIRA RECOMIENZA Y AGRADECE…

101 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo