TODO FUE PERFECTO… tal y como fue

POR JIVAN VINOD




¿Qué sentiste al leer el título de esta entrada al blog?

Eso que sentiste habla perfectamente de qué tanto has aceptado y trascendido tus experiencias en 2020.


Cuando te digo que TODO FUE PERFECTO, te lo digo con plena consciencia de que algunas cosas que viviste no te agradaron, que algunas te frustraron, enojaron, deprimieron y demás, y aún así creo que fueron perfectas.

Imagina esto: un día despiertas muy feliz por la mañana, te asomas a la venta y dado que el sol esta muy resplandeciente, tú auguras un día caluroso, por tanto, te pones unos jeans y sandalias para salir y hacer tus cosas. Llega la tarde, y quién sabe de dónde, salen cientos de nubes, el cielo se cierra por completo y se suelta un aguacero que te deja completamente mojado pues obviamente no traías paraguas, y como llevabas puestas sandalias, pisas algunos charcos. Llegas a tu casa completamente enojado por la empapada que te diste y temes enfermarte, así que reniegas de la lluvia y sus posibles consecuencias y te vas a la cama de muy mal humor.


¿Te ha pasado?


Hoy te invito a pensar algunas cosas.


1- ¿Quién fue responsable de no haber visto el pronóstico del clima antes de salir de casa?

2- El que el día amanezca sumamente soleado, ¿es prueba irrefutable de que por la tarde no lloverá?

3- ¿Quién decidió caminar con la lluvia sobre su cabeza en vez de refugiarse y esperar a que terminará de llover?


Y aquí va la pregunta más importante que quiero hacerte hoy.


¿En verdad crees que la naturaleza, Dios o a quien le eches la culpa, confabuló e hizo todo lo que se requiere para provocar la lluvia, solo para echarte a perder el día? ¿En verdad crees que el Universo gira alrededor de ti?


O será que simplemente ese día tomaste una serie de decisiones incorrectas para estar seco, pero las decisiones perfectamente correctas para experimentar lo que llamamos en el argot espiritual “estar mojado hasta los cal…..” ?


Respira profundo por favor y vuele a leer:

TODO FUE PERFECTO, tal y como fue.

Esta frase no significa que las cosas hayan salido como tu querías, o que incluso fueran placenteras; NO. Esto significa que todo sucedió como tenía que suceder, con base en las elecciones que hiciste y dejaste de hacer, todo fue perfecto y que por ello hoy puedes dar gracias.


Seguro piensas que estoy yendo muy lejos, pero no; todo fue perfecto como fue, si la pasaste bien, sé agradecido pues en verdad todo salió de maravilla. Y si las cosas no salieron como tú querías, aprende de ellas; supérate; sácale partido a todo ello y entonces, cuando tengas ese crecimiento y enseñanzas en ti, vuelve a observar la experiencia y verás como ahora sí estás listo para dar gracias.


En estos últimos momentos de este año de tantos retos y crecimiento, te invito a que observes, a que sientas, cómo en verdad, todo fue perfecto tal y como fue.


Te amo


Jivan Vinod

Director de Prema

Academia del Ser


143 vistas0 comentarios